Beneficios de la planificación 3D en cirugía hepática

Ago 16, 2023

La tecnología de planificación 3D ha mejorado significativamente la precisión, seguridad y eficiencia de las cirugías hepáticas complejas, lo que deriva en mejores resultados para los pacientes y una mayor confianza para los cirujanos.

La planificación 3D permite a los cirujanos obtener una visión detallada y precisa de la anatomía hepática del paciente antes de la cirugía. Esto les ayuda a planificar y practicar virtualmente la cirugía antes de ingresar al quirófano, lo que reduce el margen de error durante la operación.

Además, los cirujanos pueden evaluar mejor la anatomía única de cada paciente y adaptar el enfoque quirúrgico de acuerdo con sus necesidades específicas. Con ello se consigue una cirugía más personalizada y menos invasiva, que se lleva a cabo de forma más rápida y eficiente. Estos beneficios están contrastados por la evidencia científica reciente. Diversos estudios recientes avalan la utilización de la planificación 3D en las intervenciones hepáticas complejas.

Estudios destacados sobre el uso de la planificación 3D en cirugía hepática

Uno de los estudios más difundidos sugiere que la implementación de la tecnología 3D puede mejorar los resultados del tratamiento para los pacientes con carcinoma hepatocelular centralmente localizado, reduciendo el tiempo de operación, las complicaciones y mejorando las medidas de la función hepática postoperatoria. El trabajo fue publicado en la revista Journal of the American College of Surgeons y se trata de un análisis retrospectivo que compara los resultados de las operaciones basadas en la planificación 3D con las operaciones no asistidas por esta tecnología.

En el estudio, realizado entre abril de 2008 y marzo de 2014, 116 pacientes con carcinoma hepatocelular centralmente localizado recibieron tratamiento quirúrgico. De estos casos, un total de 60 pacientes recibieron una resección con planificación de operación basada en reconstrucciones 3D (grupo A); los 56 restantes recibieron tratamiento con la ayuda de imágenes tradicionales (grupo B).


Los resultados mostraron que, en comparación con el grupo B, el grupo A tuvo un tiempo de cirugía más corto (294.5 ± 61.9 minutos vs 324.3 ± 83.1 minutos; p = 0.028) y una menor tasa de oclusión del flujo hepático (51.7% vs 71.4%; p = 0.029). No se encontraron diferencias en los métodos quirúrgicos, la transfusión de sangre intraoperatoria y la pérdida de sangre intraoperatoria.

Revisión sistemática sobre la tecnología 3D en cirugía hepática

Por otra parte, una revisión sistemática de la aplicación global de la tecnología 3D en la cirugía de hígado realizada en 2017 y publicada en International Journal of Clinical and Experimental Medicine aportó mucha información sobre los beneficios de esta tecnología.


Los autores realizaron una búsqueda en la base de datos PubMed de informes en inglés sobre la aplicación de la tecnología de visualización 3D en la hepatectomía publicados desde 2000 hasta 2016. Los artículos incluidos fueron clasificados y analizados en profundidad.

Incluyeron 34 artículos que informaron 1,553 casos. Trece estudios evaluaron la precisión de las técnicas 3D para estimar el volumen de resección y el margen. Concluyeron que la tecnología 3D puede mostrar claramente las estructuras anatómicas del hígado y las características de las lesiones. Puede estimar con precisión el volumen del hígado y el margen de resección, y es más precisa que la imagen tradicional en 2D. Los autores también destacaron que esta tecnología juega un papel importante en la evaluación preoperatoria y la planificación quirúrgica, y también es útil durante la cirugía y la recuperación postoperatoria.

Investigaciones españolas sobre la planificación 3D en cirugía hepática

Los investigadores españoles también han llevado a cabo estudios para evaluar la utilidad de la planificación 3D en las intervenciones de hígado. Uno de los trabajos más sobresalientes fue publicado en 2021 y analiza la utilización de modelos de impresión 3D en la cirugía hepatobiliar.

Así, un equipo en el que participó el doctor Ricardo Robles-Campos, Coordinador General de Trasplantes de la Región de Murcia, llevó a cabo un estudio multicéntrico en pacientes con tumores hepatobiliares complejos.

Los autores concluyeron que los modelos hepáticos de impresión en 3D presentan una buena correlación en comparación con las imágenes de CT/MRI y la patología quirúrgica, siendo útiles para la educación, comprensión y planificación quirúrgica.

En suma, la evidencia científica disponible respalda el uso de la planificación 3D en cirugías hepáticas complejas como una herramienta valiosa para mejorar la precisión, seguridad y los resultados clínicos. Cada vez es mayor el número de casos de éxito en el empleo de esta tecnología y cada día crece el número de hospitales y cirujanos en España y en todo el mundo que optan por su empleo para beneficio de los pacientes.

Te podría interesar…